Miercoles, 22 de Octubre del 2014 | 22:44 pm

www.donbodega.pe
» Don Bodega » Sección Informe » Edición 16

Juegos pirotécnicos

¿Diversión segura?

El fin de año es propicio para las celebraciones. Cenas y bailes se organizan para conmemorar el nacimiento de Jesús y también para recibir, como se debe, un nuevo año. Parte importante de estas celebraciones son los juegos pirotécnicos, que iluminan la ciudad con su estruendo y hermosos colores en la medianoche del 24 y del 31 de diciembre. ¿Pero esta es una forma segura de divertirse?

Lamentablemente, los juegos pirotécnicos pueden provocar situaciones no deseadas si no los usamos con el debido cuidado. Entonces, la pregunta es: ¿cómo debemos usarlos sin provocar hechos lamentables? Nuestros amigos de Fosforera Peruana S.A. nos informaron al respecto sobre una serie de medidas preventivas. Por ejemplo, nos dijeron que nunca se debe permitir que los niños enciendan fuegos artificiales o jueguen con ellos. Además, que hay que asegurarse de que estos productos sean legales antes de adquirirlos y evitar comprarlos si vienen en papel marrón, ya que suele ser un indicador de que fueron elaborados para espectáculos profesionales y pueden poner en riesgo a los consumidores.

Otro consejo fue que los adultos supervisen siempre su uso. “Es común que los padres no sepan de las muchas lesiones producidas por las estrellitas en niños menores de 5 años”, nos dijeron. Luego añadieron: “Estas estrellitas se queman a temperaturas de 2,000 grados, suficiente para derretir algunos metales”.

También recalcaron la importancia que tiene retirarse a una distancia segura después del encendido, prender un dispositivo a la vez y no en contenedores de metal o vidrio, evitar encender o levantar un dispositivo pirotécnico que no funcionó del todo y tener a la mano una cubeta con agua o una manguera de jardín por si hubiera un incendio u otro incidente.

LÍMITES AL FESTEJO

Hay una serie de consejos adicionales que también se deben tener presente para una celebración segura. Por ejemplo, que sólo usen estos productos los niños mayores a 5 años y en compañía de sus padres (de preferencia los más inofensivos, como la Chispita Mariposa y las luces de bengala) y que se evite el uso de los pirotécnicos más peligrosos, como la rata blanca y todos los que explotan.

En todo caso, si ocurre un accidente, que implica quemaduras, lo recomendable es rociar agua fría en el área lesionada (no utilizar hielo) y despejarla de ropa, aretes, pulseras, anillos y demás artículos. Si se crean ampollas es mejor no reventarlas, ya que la piel queda expuesta al aire libre y el afectado puede adquirir algún tipo de infección.

Tampoco es bueno poner alguna sustancia en la quemadura, como pasta dental, aceites o algún tipo de receta casera. Es mejor dirigirse de inmediato al centro de salud más cercano o llamar al 911 para que el afectado sea atendido por un profesional de salud.